Lomejordelapascua.com
o conéctate usando conéctate con facebook

Memoria del general Juan José Rondón fue sacada de las calles de La Pascua

8 de Julio de 20104 comentarios

 

General Juan José Rondón -  Un infantino protagonista de la Batalla del Pantano de Vargas

 

Antonio Ortega Moyetones - El próximo 25 de julio se cumplirán 191 años de la hazaña bélica por la cual se conoce más al coronel Juan José Rondón. Ese momento fue su muy oportuna y decisiva intervención en la batalla de Pantano de Vargas, en Colombia, en 1819. Nació en los espacios llanos del Guárico que antes pertenecieron a los terrenos de Caracas. En Valle de La Pascua, una calle era epónima del negro Rondón pero las gestas encargadas de borrar la memoria histórica suplieron este nombre por el de Schettino.

 

 

Por varias décadas una de las calles de Valle de la Pascua se llamó como el heroico negro. En el ejercicio de un Concejo Municipal a alguien se le ocurrió la idea de quitar el nombre del héroe a la céntrica vía y le pusieron Schettino, para hacer honor a un señor que era mecánico en entre los años veinte y treinta. .”

Juan José Rondón, ilustre hombre promotor de la libertad era nativo de lo que hoy es el municipio Infante. Por varias décadas una de las calles de Valle de la Pascua se llamó como el heroico negro. Trascendió que en el ejercicio de un Concejo Municipal a alguien se le ocurrió la idea de quitar el nombre del héroe a la céntrica vía y le pusieron Schettino, para hacer honor a un señor que era mecánico en entre los años veinte y treinta. El respeto lo merecen todos los seres humanos este nombre nunca debió ser reemplazado por el de un ciudadano cuya vida distaba de ser tan importante frente a la memoria libertaria de el general Juan José Rondón. Tal irrespeto debe ser considerado por la sociedad infantina actual y reivindicar al militar guariqueño en pleno año conmemorativo del Bicentenario de la independencia de Venezuela.

 

 

 Hijo de manumiso con aires de libertad
Integradas en su mayoría por zambos, indios y negros reclutados en los llanos de Venezuela, las fuerzas de Boves, un antiguo marino convertido en líder de la Corona de España, eran una suerte de nube de langostas que arrasaba todo lo que encontraba a su paso, incluido el ejército de la Segunda República, al mando de Simón Bolívar. Y en medio de aquellos guerreros desalmados iba un joven llanero negro que, a sueldo del patrón de su hato, se había sumado a la tropa junto con cincuenta lanceros de confianza. Su nombre era Juan José y era hijo del manumiso Bernardo Rondón y su esposa Lucía Delgadillo, quienes le habían enseñado a apreciar el valor de la libertad.

 

Participó en la Batalla del Pantano de Vargas
Esta ofensiva fue un enfrentamiento armado que se presentó en cercanías al municipio de Paipa el 25 de julio de 1819, entre las tropas patriotas y las tropas realistas en la campaña libertadora por la independencia de Colombia. El ejército venezolano-granadino al mando de Simón Bolívar pretendía cerrar el paso a las fuerzas de apoyo de José María Barreiro que se dirigían a la ciudad de Bogotá. Esta batalla resultó difícil para los hombres al mando de Bolívar, que estuvieron cerca de la derrota ya que el ejército se encontraba agotado y desorganizado tras el difícil ascenso al páramo de Pisba.

 


Sin embargo, el ataque por el flanco del destacamento de la legión británica al mando del coronel James Rooke, y una oportuna carga de caballería de los lanceros del coronel Juan José Rondón, recién llegados al campo de batalla, revirtieron la situación.

 


Duras horas para el ejército venezolano

El 22 de julio, el Ejército Libertador contaba ya con 2600 hombres. Bolívar decide entonces guiar a las tropas por el camino del Salitre de Paipa, para realizar un ataque por la retaguardia enemiga. Cuando las tropas avanzaban por el este del Pantano de Vargas, los realistas llegaron a cerrarles el paso. Las tropas patriotas se situaron frente a las españolas; éstas últimas, sin embargo, tenían ventaja de terreno, que inclinaría la batalla a su favor. A las 11 de la mañana inició el combate. El general Bolívar indicó a las tropas de caballería que debían quedarse en la retaguardia, reservadas para más adelante. Luego, empezó a enviar al resto del ejército en olas sucesivas, intentando ganar terreno.

 

“Ya ni Dios me quita la victoria”
La idea del Libertador consistía en incitar a Barreiro a enviar sus reservas a la batalla con cada retroceso de sus tropas. Luego de dos horas de combate, las tropas realistas obligaron a la izquierda patriota, que estaban bajo el mando de Santander y que cargaba y con bayonetas continuamente, a retroceder, pero Bolívar ordenó una contraofensiva que recuperó el terreno. Un soldado enemigo disparó hacia la nuca del general Santander; el coronel París, quitándole la guerrera, verificó que el proyectil no penetró la piel. Barreiro envió entonces el resto del ejército español para repeler a los patriotas, es precisamente en ese momento cuando el General Barreiro grita “Ya ni Dios me quita la victoria”, los patriotas retrocedieron totalmente desorientados, con lo que la victoria española se vio prácticamente asegurada. En ese momento el jefe patriota envió al combate a la legión británica, bajo el mando de James Rooke, que cargó contra los enemigos. Este movimiento detuvo el avance de las tropas españolas, que sin embargo continuaron la lucha ferozmente.


¡Salve usted la patria!
Cuando la derrota patriota era inminente, Bolívar decidió enviar a las últimas reservas de su ejército, conformada por lanceros llaneros a cargo del Coronel Juan José Rondón. Fue entonces cuando Bolívar gritó la histórica frase Coronel, ¡Salve usted la patria!, a lo que el coronel contestó Es que Rondón no ha peleado todavía. Cargó entonces el lancero contra las filas enemigas, seguido inicialmente por 14 llaneros más, a los que luego se unirían los demás jinetes que no habían luchado aún. Los españoles, completamente desordenados en ese momento, no pudieron resistir la carga de los lanceros. El ala izquierda avanzó, el ala derecha hizo lo mismo, y al tiempo de la caballería, Barreiro entonces replegó las tropas que le quedaban hacia Paipa y Molinos de Bonza, mientras el ejército de Bolívar regresaba victorioso a Corrales de Bonza al día siguiente. El comandante Rooke fue herido de gravedad en el combate, y moriría pocos días después.

 

De esa forma se dio por terminada la batalla de Pantano de Vargas, que culminó con la victoria patriota, y que dejó como resultado 350 bajas en los patriotas, y 500 en los realistas. Esta victoria sería la base que definiría el combate que ocurriría 12 días después en la batalla del puente de Boyacá.

 

¿Cómo borran nuestra historia?
Resulta que este relato nos deja anonadados al pensar en el importante momento en el cual estuvo un coterráneo guariqueño, protagonista de un episodio histórico que debe ser recordado por nuestra gente, sobre todo por la nueva generación. Indignación da al hurgar en las memorias de este pueblo y saber que fue lanzada al olvido la ejemplar vida de un hombre nativo de Infante y en su lugar se decidió quitar el nombre de una calle del casco central y sustituirlo por el de un extranjero cuya vida no trasciende las fronteras.

 

 

Una calle que rememoró tan importante episodio histórico

 

 

 

La que en otros tiempos se llamó calle Juan José Rondón, ahora Schettino

 

 

Es una vía de tránsito obligado en la ciudad

 

 

Trabajo realizado por Antonio Ortega Moyetones. Diario Jornada. Valle de La Pascua.

 

4 Comentarios ›
Lomejordelapascua.com no se hace responsable por las opiniones expresadas en este espacio de participación de los lectores. Todo contenido que infrinja cualquiera de nuestros términos de uso será eliminado sin previo aviso

Hubencio Linares

| 12/07/2010 | 8:44 PM
Excelente trabajo, felicidades al peridista Moyetones por traernos este pedazo de historia a nuestro presente. Y creo también que se debe recordar más quién fue Juan José Rondón, hijo de nuestra Valle de La Pascua y hombre luchador, además del liceo, que de hecho muchos de quienes estudian ahi no saben quien fue, se debería renombrar a la calle que llevó su nombre sin menospreciar al señor Schettino. Los felicito por este trabajo, sigan asi.

Angel Miguel Nuñez

| 09/07/2010 | 6:44 PM
Ahora que el gobierno trajó los restos simbólicos de Manuela Sáenz y de esta manera darle un reconocimiento, nuestros concejales deberían empatarse en esta onda asi como aprovechar para este 25 de julio y en una de sus tan laboriosas sesiones devolver el nombre a la calle Rondón, sera posible? o es que tienen que esperar una orden?.

Jose Enrique Hernandez Seijas

| 09/07/2010 | 9:22 AM
Felicitaciones a Lomejordelapascua.com como siempre trabajando en buenos articulos,,, y bueno que se retome el nombre de la calle,,,, Saludos..

Juan Ciacera

| 08/07/2010 | 1:51 PM
Excelente artículo sobre este héroe vallepascuense!!

Tu opinión es importante, deja tu comentario

Debe poseer una cuenta en Lomejordelapascua.com para realizar comentarios.
Crea tu cuenta para participar | ¿Olvidaste tu contraseña?
   
También puedes iniciar sesión rapidamente con tu cuenta de facebook.
¡Pruébalo! Conéctate con
conéctate con facebook